SELECTIVIDAD Y COU 


Las cifras son alarmantes... y si hablamos del porcentaje de alumnos que fracasan en la universidad podemos asustarnos aún más.
            ¿ Que es lo que pasa?  ¿Es que los niños de ahora son mucho menos inteligentes que los de hace una veintena? Alguien podrá contestarme que ahora estudia todo el mundo porque existen las mismas posibilidades para todos ( permítanme dudarlo porque por media décima un chico con clara vocación médica puede acabar en la marina mercante) y claro, no todo el mundo tiene capacidad. Totalmente cierto. Pero también puedo asegurarles que la capacidad intelectual no sólo no ha disminuido sino que en general nuestros hijos son más inteligentes, aunque a veces no se traduce por otras causas en un óptimo rendimiento.. Y también es cierto que existen hoy en día un amplísimo porcentaje de trastornos emocionales, de depresiones y síndromes de ansiedad en niños y adolescentes que hace años los psicólogos veíamos muy esporádicamente. Mi bachillerato y mi COU los recuerdo como la mejor etapa de mi vida... ahora les voy a dar unos consejillos para que su hijo o hija tenga éxito al acceder a la carrera deseada...
            Para que no exista fracaso un chico que curse COU, y quiera por ejemplo acceder a medicina, tiene que seguir los siguientes pasos:

Alguien puede decirme que exagero, pero les aseguro que muchas madres ( vale, también padres) que han sufrido los achuchones de los exámenes de COU, las tilas y valerianas, para conseguir sacar una buena nota, esto es real. Evidentemente no para todos... los hay que pasan de todo y no estudian... esa es otra historia de la que hablaremos otro día... ¿ Por qué sucede esto? Muchos de ustedes estarán pensando en todo lo contrario a lo que expongo. Pensarán que los chicos de hoy lo tienen todo muy fácil. Lo pensarán sobretodo los docentes que tienen que pelear con las deficiencias de una impresionante falta de base cuando llegan al bachillerato. Con chicos y chicas que no saben apenas escribir sin faltas y a los que tenemos que pedirles comentarios de texto...
Estoy de acuerdo. Precisamente por eso es absolutamente desproporcionado darles una primaria, una EGB de antes, o una Eso de ahora  en la que están absolutamente superprotegidos y pasarlos luego con esa maravillosa preparación en la que muchos no saben ni nuestra propia historia, a un BUP o a  un Bachillerato cuyas materias en determinadas asignaturas se están dando en la Universidad. Ustedes comprenderán que sólo sobreviven los privilegiados o los que a fuerza de ataques de ansiedad y bloqueos y tragedias en casa, estudian sin parar y logran ir superándolo  como sea para llegar a la bendita selectividad, que después de todo no suele ser tan dura como pronostican los colegios que asustan a los alumnos con ella como las antiguas mamás con el coco ....
De esta manera los chicos empiezan a estresarse en abril, pensando lo poco que les queda de curso, mayo es terrorífico y la espera hasta la selectividad, aquellos que hayan podido llegar a ella, (les aseguro que en muchos centros son muchos los que se quedan en el camino para setiembre,  si es que tienen humor para seguir después de un COU espantoso)pues la espera como les decía,es absolutamente inaguantable.
           
No me digan que ustedes pasaron por eso. Yo estoy rodeada de gente de mi edad que ha estudiado una carrera y que ha vivido esos años previos a la universidad como los mejores de nuestra vida... pregunten  hoy a buen estudiante, que saque una buena media para la selectividad y que no sea un superdotado( aunque estos también tienen que currar y mucho) , si esta ha sido la mejor época de su vida...
Al final, señores, posiblemente si su hijo ha seguido estas sencillas normas que enumeré al principio de mi reflexión, accederá a selectividad y pasará a formar parte de este tanto por ciento tan importante por el que compiten todos los centros. : El porcentaje de aprobados en selectividad que les va a dar el prestigio que desean... Su hijo, señores, habrá logrado su propósito, accederá a la carrera deseada... pero... el nivel de estrés será tan grande que a lo peor, no aprueba  ni una porque le da una depresión de caballo... o con un poco de suerte sí aprobará alguna asignatura... pero saben. ? Su hijo  tendrá dieciocho años y no  habrá vivido... y les aseguro que esos años no vuelven más... Y yo como madre y como psicóloga me pregunto ¿ merece la pena?

                                                           Isabel Menéndez Benavente.
                       
PD: Doña Pilar ha dicho algo de la selectividad, pero o se pone a “ reformar la reforma” del principio al fin, o todo seguirá igual... desesperadamente igual en educación....


Volver