ANTONIO DAMASIO <<UN PREMIO PRINCIPE DE ASTURIAS>> CON ALMA


La fundación ha premiado en la persona de Antonio Damasio, ni más ni menos que la investigación del futuro. El funcionamiento cerebral y especialmente el de las emociones  es quizás uno de los mayores enigmas con los que aun se encuentran los científicos. Pero las nuevas técnicas de neuroimagen hacen que ese desconocimiento se vaya paliando poco a poco y que muchos profesionales podamos entender mucho mejor algunos de los mecanismos que nos llevan a determinadas acciones que quizás están producidas por un descontrol emocional que se puede visualizar perfectamente en una de estas imágenes. Damasio, es uno de los padres del estudio de las emociones desde el punto de vista neurobiológico, junto a él, el famoso LeDoux, otro neurobiólogo ,que fue quien nos explicó , de forma magistral en su obra el cerebro emocional, que podía existir un secuestro emocional, en el que las emociones actúan por su cuenta, haciendo que  nuestra corteza cerebral no intervenga, esa , que es la parte más humana de nuestro cerebro, esa que no se acaba de formar hasta los 21 o 22 años, y por lo que debemos tener tanto cuidado con lo que dejamos que hagan nuestros adolescentes. Goleman es sin duda quien hizo más accesible al gran público, la inteligencia emocional, publicando en el 95 su best  seller, que por cierto les recomiendo encarecidamente como lectura de verano ,  y en el que nos habla  de todos los estudios de los distintos investigadores que nos enseñan de una forma magistral, como funciona nuestra mente emocional; razona y demuestra, el porqué  una persona con un coeficiente intelectual privilegiado (ese que se mide por los test convencionales) no llega a ser feliz en todos los ámbitos de su vida, y sin embargo otra con un nivel intelectual medio, puede conseguir el éxito en todos los aspectos. El secreto radica en el coeficiente emocional, en conocer, y por supuesto controlar las emociones, en tener empatía, automotivarse y en tener unas habilidades sociales adecuadas. Porque el hecho de que nuestras emociones estén ya absolutamente diseccionadas, no implica que podamos ser esclavas de ellas solo por el hecho de que se produzcan determinados mecanismos neuronales que acrecientan la ira, el deseo, el miedo… todo lo contrario. La información siempre implica una mayor responsabilidad en la formación. Siempre les digo a los padres que deben informarse, que esa es su obligación, que la información es prevención y que como en cualquier otra circunstancia de la vida, saber más,  nos hace infinitamente mas libres y más humanos. Lo maravilloso de Antonio Damasio, no es que haya escrito magníficos libros sobre el papel del cerebro en las respuestas emocionales, lo absolutamente admirable es que no se haya dejado llevar por quienes lo reducen todo al ámbito biológico y dejan que el alma se convierta en estructuras cerebrales, hormonas, y mecanismos que nos dominan.  Lo que realmente hace de  Damasio  un neurólogo especial,  pero sobretodo un humanista es que nos diga,  que  “la autoconciencia nos facilita y posibilita la capacidad de raciocinio, ordenar las emociones y regular los sentimientos. Si ha de existir un nexo entre cuerpo y mente, bien pudiera ser la conciencia o alma” .  Y  ese  nexo, esa conexión entre lo biológico y lo espiritual, es lo que resulta  imprescindible que formemos y eduquemos en nuestros hijos. Es precisamente eso, lo que configura la inteligencia emocional, lo que les hará más felices, eso que es  ni mas ni menos que el alma…que ya ven… todo un premio príncipe de Asturias asegura que existe…aunque lo llamemos de otra forma. Y  hoy, en estos momentos tan complicados, en esta sociedad que si carece de algo es precisamente de alma, saber que los estudios avalan mis creencias, me reconforta…así que  desde el fondo de mi  alma, de esa que todos tenemos, les deseo , hasta mi vuelta, un feliz verano.

Volver