MI AMIGO


Verán. Se me hace extraño, no haberles hablado nunca de él. Porque realmente forma parte de mi vida.  Hoy lo hago porque ayer lo tuve muy cerca, y quizás hacía demasiado , que no le dedicaba un poco de mi tiempo. Es mi amigo. Uno de tantos. Le he querido,y le quiero mucho, pero posiblemente como tantas otras cosas en mi vida, le haya tenido un poco abandonado. Lo bueno de los amigos, es que aunque no les llames, aunque no les mensajees o aunque desaparezcas durante un tiempo, si lo son de verdad, siguen siempre ahí. Yo tengo la suerte de tener muchos y buenísimos amigos, que saben de mi vida, y que me aceptan tal y como soy. Reconozco que este es un amigo diferente, especial. Con el que sobran las palabras, con el que me comunico siempre con un hilo especial, que no sé exactamente si es intuición ,amor o ternura, o un poco de las tres cosas.
Lo he pasado muy mal, porque estuvo muy enfermo, y yo me sentí morir un poco con él, y  sé  que después de aquel episodio le cambió algo el carácter.
Y aunque le noto más arisco, conmigo sigue igual . Quizás ahora, después de haber estado tan unidos ante su enfermedad, se haya vuelto más celoso, y me doy cuenta de que es demasiado  posesivo conmigo, que no le gusta demasiado que demuestre mi cariño con el padre de mis hijos, y que se enfurruña a veces cuando nos abrazamos , pero yo le tomo el pelo y me río, porque que quieren , me halaga que suceda.
Sobretodo me llama la atención su lealtad. Es igual que pase de el, durante mucho tiempo, que no me digne a hablarle o que simplemente el trabajo haga que pasen días sin hacerle caso, siempre está ahí cuando lo necesito, siempre sé que si estoy triste, le tendré a mi lado y que si necesito juerga también estará dispuesto. Es verdad que yo le he dedicado tiempo, pero el a mi también. Hemos estado juntos y le he contado siempre mi vida. He llorado y reído mucho con él, aunque muchos crean que estoy un poco loca. No me importa. El es especial y lo sabe. Y se aprovecha. Y me chantajea cuando me voy, cuando  marcho de vacaciones o cuando paso tiempo sin hacerle caso, se hace el digno y me rechaza, hasta que volvemos a reconciliarnos, hasta que entiende que mi vida es así, y que le quiero, y que siempre será mi amigo ,  pase lo que pase. Se que no todo el mundo lo entiende, ni siquiera el resto de mis amigos, y también sé que nuestra relación sólo la comprenden aquellos que tienen la suerte de tener esta amistad tan especial, tan diferente…
Ayer nos abrazamos, largo y tendido, después de mucho tiempo… llegué cansada del trabajo,  todo el mundo dormía, pero el se despertó. Se echó a mi lado en el sofá. Se acurrucó junto a mi y puso su cabeza en el hueco de mis brazos que es para siempre el suyo… nos quedamos así… juntos. El es mi perro… mi amigo: Molke.

Volver