UN TRISTE RECORD


España se sitúa a la cabeza de Europa en el consumo de cocaína y nuestros jóvenes de 14 a 18 años están también en los primeros puestos de los países europeos que más cannabis fuman .La noticia no me ha sorprendido.  Por desgracia estoy viendo que es una realidad hace ya unos cuantos años . Los adolescentes de hoy, se fuman petas y se meten rayas de coca, con la mayor naturalidad del mundo. También con la mayor impunidad. Con el total desconocimiento de unos padres, para quienes  el mundo de la droga tiene que ver con los “ colgados” que todos recordamos. Enganchados al famoso caballo, con aspecto deteriorado, absolutamente marginales… y claro los nuestros, no. El mío, no. Todos de alguna forma, cerramos los ojos, procuramos pasar de puntillas porque a veces afrontarlo cuesta trabajo. Porque corremos, porque trabajamos, porque ellos están en el cole, luego en academias, luego a casa, la cena, rápido, la tele….cada uno a su habitación.. no tengo tiempo, no puedo….Por eso no podemos creer que este niño, este, que tiene esa mirada tan dulce, que sigue siendo nuestro niño, un día, una psicóloga  diga que hay que hacerle una analítica, que la depre no parece tal depre, que el estar en las nubes no tiene que ver con la edad, que su apatía, no es una crisis. Que todo está relacionado con el consumo de 7 canutos , de 8, 12, los que pueda, diariamente , cada vez más , desde hace un año. Aún no tiene los 16  ya lo sé. Empezó como todos, , probando… para no decir que no. Porque el porro  es natural, más sano que el tabaco, que hasta es curativo, que lo ha oído, que lo lee en las páginas web  del cáñamo, que lo ve en las tiendas que lo promocionan… y luego… quien sabe…el fracaso escolar o amoroso, o las hormonas, o  la soledad… algo le hizo sentirse diferente cuando fumaba: hacía unas risas, se olvidaba de todo, se integraba en el grupo, y sobretodo le relajaba, le quitaba ese “ no se qué” que le bullía por el estómago, le amortiguaba, a veces, la pena del alma. Por eso siguió comprando.  A aquel compañero del cole, “el que está pasao y que ahora trapichea”  como hace el a veces, cuando no tiene pelas... a mí no me va pasar.  Yo lo dejo cuando quiero”. Y ya ves. La analítica también ha sido positiva a la coca. Unas rayas, poca cosa. La compran entre varios, para ligar más , porque la farlopa mola y tampoco es mala , que te da vidilla. Si estás “amuermao de la María” pues te pones y ya está….Me dices que fuiste poco a poco,  sin darte cuenta… que todo el mundo lo hace… pero también sé que  entiendes lo que te digo. Que me crees. Que confías en mi. Que no te miento. Que la droga mata lentamente. Toda. Todas. Que tiene que ver tu pasotismo,  con tus bajones y con tus nervios, con tu irritabilidad, con la falta de memoria, con la  poca concentración, con la desorientación que tienes. Con los suspensos. También con esa niña que adorabas y que se fue  porque no le iba ese rollo…Te hablo, te explico, te suplico. Te enseño información, la ves, te impresiona. Y sabes que tengo razón. Y no se que veo, quizás pena, cuando te hablo de tu madre. Cuando te digo que sé que le importas más que nada en el mundo, aunque a veces creas que no, aunque pienses que como todas las madres, sólo se preocupa por tus estudios. Y mira, que me parece que esta vez lo conseguirás.   Y cuando dices que de acuerdo, que se acabó , yo también te creo.  Y por eso cuando tus padres se sientan al otro lado de la mesa, puedo decirles que estoy segura de que a partir de hoy, esa cifra escalofriante, ese triste record de consumo en España, descenderá  en un número ,  y que ese número tiene tus ojos que ya no estarán tan apagados, y que  esa sonrisa que me conquistó desde el primer día,  ya no será tan triste, que sé que volverás a ser féliz, porque sí… porque puedes. Y yo contigo.

Volver