DEJÉMOSLES CRECER


Quizás a ustedes les haya alarmado la noticia, las cifras. A los padres patrios del congreso también les ha  escandalizado. Todo el mundo pone cara de susto y se rasga las vestiduras. La noticia, sirve , no lo duden, para rellenar espacios en los periódicos en la sección cultural, en la  de televisión o en la de salud. Da igual. Lo que está claro es que quienes se asustan o no son padres o  si lo son, esa reacción de sorpresa, es   sólo una reacción hipócrita de una sociedad que está perdiendo el norte desde hace mucho tiempo. Llevo 25 años trabajando, gozando y sufriendo, imagínense en tantos años, con miles de niños. Niños que hace muchos años, pero muchos,  con 7 y 8 añitos, veían series como “Sensación de vivir” ( chicos y chicas de instituto con todo tipo de problemática a cual más instructiva )   “V” ( una serie terrorífica que provocó mas de un terror nocturno ) o “Farmacia de guardia”, ( serie por la que mis hijos,  que no la veían,  tuvieron el trauma de su infancia)…etc, etc. Series que por supuesto acababan a las doce de la noche.  Y que quieren que les cuente del momento actual. Un niño de ocho o diez años puede ser fan indiscutible de cualquiera de los “hermanos “ de ese asqueroso programa de telecinco, y por supuesto,  se tragan el resto de la programación de noche, que según mi experiencia pasa por “Operación triunfo” ( el menor de los males ), “Un paso adelante” ( temas adecuadísimos para infantes), o “CSI Miami” ( poca violencia y  muy agradable)… y por supuesto todo de 10 a 12 de la noche. La noticia a la que me refiero, habla de un porcentaje de casi el 22% de niños de 4 a 12 años que ven la televisión en esa franja horaria. Lo  que quiere decir que sus horas de sueño , al margen del daño moral de visualizar contenidos para los que no están preparados, se reducen peligrosamente. El sueño es necesario especialmente para los niños. Uno de 4 o 5 años necesita de diez a doce horas de sueño. Y aunque esa necesidad va disminuyendo con la edad, se mantiene en unas diez horas  a los diez años y llega a o 9 o 9 horas y media en la adolescencia. El sueño tiene la función de producir  la adecuada regeneración orgánica, cerebral y de  los procesos mentales. Su alteración produce graves problemas en todos los procesos cognitivos: atención, concentración , memoria, etc,  e incluso en los emocionales y a veces, créanme, es causa de algunas depresiones o problemas de ansiedad en los niños. También se ha descubierto que el sueño libera una hormona del crecimiento que ayuda a los tejidos a crecer adecuadamente, a formar glóbulos rojos que transportan oxígeno al cerebro y a estimular el crecimiento de los huesos. Y ustedes me dirán que siendo así, como es posible que dejemos que nuestros hijos duerman menos de lo necesario para ver programas que no son adecuados para ellos…ustedes me preguntarán, como es posible que seamos tan irresponsables… y yo les contesto,  que a veces el luchar contra todo, contra el mundo, contra el resto de la gente que no tiene los valores que tu quieres defender, que por comodidad y para evitar problemas consienten y compran su tranquilidad a base de televisiones en habitaciones infantiles , o con el  último modelo de consola, el mejor móvil, la ropa de marca más cara, la moto, el coche y lo que haga falta… El ir contra todo eso no es fácil.Y  ¿ saben? A veces educar  contra corriente es agotador,  y piensas  que realmente la batalla es dura, ingrata, y entonces te rindes y cedes… esa es la explicación. Pero  luego recuperas las fuerzas y el inmenso amor que tienes por tus hijos te hace volver a la lucha, a una lucha eterna , que agota, que mina, que desgasta…pero vas  y les besas y les mandas para la cama, y discutes y sigues luchando, porque hoy ser padres es eso: una lucha constante…Asi que ya saben…los besos y el sueño les hacen crecer … por fuera y por dentro. No lo olviden.Volver