CUIDADO CON INTERNET 


Ustedes saben como yo, lo que significa internet en la actualidad. En nuestras vidas y sobretodo en las de los más jóvenes. Me confieso una adicta a internet, pero siempre con moderación, como debe ser todo en la vida,  disfrutándolo y paladeándolo como un buen vino. En la actualidad es un impresionante avance que no debemos desechar, ni demonizar. Lo utilizo prácticamente todos los días para mi trabajo, accedo a todas partes del mundo, a todos los foros psicológicos y psiquiátricos desde mi casa,  con solo teclear una dirección. He dejado de tener pereza para escribir ( lo que más me molestaba era buscar un sello y luego un buzón de correos, que a veces llegó a convertirse en una pesadilla aquí en Gijón)... ahora el correo electrónico, lo hace todo por mi. Se acabaron los mensajeros, porque cualquier documento llega al instante de un ordenador a otro, no suele haber disculpas como...”ya te mandaré este informe , a ver si me acerco a tu consulta.”... todo esto queda subsanado porque la mayor parte de los profesionales disponemos ya de esta herramienta de trabajo fundamental...Me comunico con los amigos que están a miles de kilómetros sin ningún problema, y si tengo que encontrar cualquier artículo extraño también recurro a el. Para informarme, para formarme, para entretenerme y hasta  he llegado a sentirme algo desamparada cuando se me estropea , igual que sucede cuando se avería el teléfono, que se ha convertido en un elemento fundamental en nuestra vida... internet, como el teléfono, como la televisión, es un invento maravilloso, utilizado adecuadamente  y con cuidado...porque no todo es tan maravilloso...todo tiene su lado oscuro, su tentación, y en internet existe y muy importante. Nunca en mi vida he “chateado” y no me gusta que mis hijos, por ejemplo, lo hagan con gente que no conozcan ... sin embargo he de reconocer que los adolescentes se pasan las horas muertas chateando a diestro y siniestro. Habitualmente lo hacen entre ellos, conocidos, amigos que prolongan sus salidas hablándose luego y contándose sus secretos hasta altas horas de la madrugada... hasta ahí bien...(  bueno, en verano que no madrugan,porque ahora ya hay que cortar el grifo internauta puesto que  hay que madrugar y trabajar), pero lo que no concibo y puede ser peligroso, son los  “amores  locos “  por internet, y  para mi sopresa , estoy descubriendo que no sólo en las películas  se tienen enredos amorosos en la red, sino que la realidad supera en ocasiones a la ficción  y tengo que oir como una señora inteligente, profesional, etc... está encantada con un amor internauta que la trae a mal vivir, y con el que se pasa el día enganchada, sin que lo sepa su marido..Hay por tanto gente que se enamora perdidamente por internet, hay gente que tontea o flirtea por internet, y  que son “ infieles “ de una forma muy sútil, como una moderna forma de engañar al marido o a la esposa, lo que tiene cierta gracia porque en principio ( no se después) no existe ningún contacto físico, y el amor es totalmente platónico... es decir irreal... tan irreal como las mentiras que se cuentan ellos y ellas, pudiendo inventarse la personalidad y la vida que todos sueñan...no hay más que ver los nombres con los que se identifican, siempre falsos por supuesto... los nicks : “ superman, Lara Croft, solitaria, etc”,  esos chats se convierten más en un reducto del antiguo consultorio de Elena Francis, que una herramiento de la nueva teconología que está pensada para hacernos la vida más fácil, no para complicarlas con citas a ciegas...no hablemos ya del peligro que esto supone... en los niños todo debe estar mucho más controlado. Primero porque la adicción a internet, chats, juegos , etc, puede privarles de la vida que realmente les corresponde, que es la interralación con otros niños de su edad, la vida al aire libre, la comunicación con la familia, el ver la televisión todos juntos, cosas todas ellas que desaparecen en función de las horas que se enganche el niño a internet... y segundo y más importante, porque nadie controla a internet...ni a sus contenidos, y pueden ustedes como me ha pasado a mi el otro día, encontrarse en una web de juegos educativos,  con propaganda pornográfica por ejemplo, que me pareció absolutamente el colmo... y no tenemos más que echarle un vistazo a nuestra prensa, para darnos cuenta del daño que les hizo a unos niños gijoneses, el que nadie hubiera vigilado sus contactos en internet, sobretodo cuando son tan pequeños, sin comentar la sentencia que deja en libertad a una persona como esa, porque los niños “ habían consentido”...

Internet es el medio por el que pululan muchos peligros para nuestros hijos,  y está lleno de unos virus que no atacan al ordenador sino a la mente y a la vida de los más indefensos, de los niños y adolescentes... por eso no olvide controlar el contenido y el tiempo, el evitar un suceso como el ocurrido en Gijón,  puede estar en sus manos...


Volver