YA ESTAMOS EN CAPILLA


Bueno, pues ya estamos en capilla. La niña hace la primera comunión y para esto lleva preparándose dos años. Yendo y viniendo; de clase de música a balet  y luego a catequesis ... que hay que ver que pesados son los curas con eso de que tienen que estar preparados...total... mira que son ingenuos. ¿ no se darán cuenta de que la gran mayoría de los niños van más que nada por poder celebrar ese día, tirando la casa por la ventana, y que lo de la religión es más que nada un pretexto, porque realmente luego la mayoría no vuelven  a pisar una iglesia más que para otras comuniones o bodas? ...
 En fin la cosa es que la preparación se las trae. No sé lo que será una boda, se queja  Luisa, pero esto es un agobio total... primero las pruebas del vestido, que desde luego cuesta tal cantidad de euros , que ni muerta se lo suelto a mi mariodo... pero es que una vez es una vez... y la niña está hecha una princesa. Las pruebas  del vestido son estresantes... porque ¡ vamos,  que hacemos hasta cola! Y es que estamos en la época y todos los coles  las programan a la vez, por eso de mayo, que es el mes más bonito... Lo peor ha sido lo del restaurante... Empezamos por unos pocos invitados, no llegaban a cuarenta... pero a lo tonto, somos casi cien... y claro .... los restaurantes están “ acutados” desde hace meses.  Pero tenía  claro que yo no me quedaba  sin el mejor sitio, porque luego, la gente ya se sabe... empieza a decir que vaya comunión más cutre...Total, que me he tenido que pelear con el dueño del restaurante y cambiar el día en el colegio, que me ha valido  para hacerle la pelota al párroco, pero la niña por fín va en el segundo turno y eso me permite tener el la fecha reservada en el restaurante,  que es precioso; luego las pruebas de las fotos... otro pastón... y venga a vestir a la niña para llevarla corriendo al fotógrafo, que la pone preciosa, rodeada de flores y velos... la verdad es que está divina .. Dios mío!¡ Los recordatorios!...  bueno, lo soluciono con las fotos; nada de motivos religiosos que está pasado...aunque me he vuelto loca escogiendo el mejor retrato de la niña. He tenido que reunir a media familia para ver en cual estaba mejor. A mi me gustaba una en la que tenía una cara de ángel preciosa, pero su hermano mayor que es un monstruo, me dijo que sólo le faltaba la paloma del espíritu santo saliéndole del pecho como a la señora del otro día  en la tele,  con lo que la nena se me puso a llorar y a llamar de todo a su hermano, que la verdad siempre está igual..Total con los nervios que tengo, que estoy azotada, le cayó un capón más que justificado.
            Hace dos meses que encargué los detallitos para los invitados... menudo lío, para niños, para niñas, para las señoras, los señores... menos mal que ahora hay tiendas especializadas que me facilitaron mucho las cosas... ¡ como se las arreglarían antes!...  Y luego el capítulo de la ropa. Es que somos un montón.Y claro ya se sabe. Nos juntamos todos los padres, y las madres que son las que me importan... y yo no voy a quedar mal... así que me he comprado un conjunto que me ha costado un pico... Pero que creo que voy a dar el golpe, porque me prometió la de la boutique que era exclusivo... eso espero.
Lo del regalo de la niña ya lo hemos solucionado, porque quería una videoconsola,una bicicleta, y un ordenador...y ya le he dicho que lo repartiremos entre la familia y los amigos, porque la verdad es que los niños de hoy lo quieren todo... como quiere tantas y tantas cosas le he dicho que parte lo comprará con el dinero que va a sacar de la comunión que ya calculo que que será  un montón...
Y bueno.. sólo me queda esperar el día señalado, pero estoy casi a tilas, porque seguro que algo se me olvida, y quiero que ese día sea perfecto, que todo salga bien y que la niña sea la más guapa y la mas féliz. Ah, para inmortalizar el día me he comprado una videocámara digital que es una pasada, aunque también tenemos el fotógrafo que va a ir a realizar el reportaje... pero por si acaso, no vaya a quedarme sin un recuerdo de un día tan especial...
Pd: La niña me dice que el cura le ha dicho que si nosotros íbamos a misa los domingos... que estupidez ¡ que tendrá que ver!...

 


Volver