FELIZ VUELO

Si ustedes se van a ir de vacaciones, les recomiento tengan cuidado con la compañía aérea ( que no mento por si acaso, luego hay represalias) … el sucedido que me aconteció hace unos días, puede aclararles esta pequeña pero sentida advertencia. …Vuelta a casa. Llegada al aeropuerto, facturación de maletas. Mis amigos que iban delante, ponen la maleta para pesarla, ( la misma se los juro que había venido de  Asturias, una de tamaño medio, más bien pequeño), y la empleada de la consabida compañía, sin arquear una ceja, dice en tono absolutamente mecánico:  hay exceso de equipaje, tendrán que abonar el importe. Son ¡¡¡¡85 kilos!!!!! . Les juro que palidecí. Yo que para esto,  soy absolutamente deficiente, y me da lo mismo metros que kilómetros, que litros, que lo que sea , porque en medidas y espacio, tengo agnosia ( que queda mucho más fino) vamos, que no calculo,  pues claro se pueden imaginar mi taquicardia cuando le eché un ojo a mi supermaleta que era pues como tres veces más… me imaginé pagando el sobrepeso como si me hubiera ido a vivir a Australia. Mis amigos un poco asombrados, dijeron que era imposible, que era una maleta, que habíamos pasado ya por otro aeropuerto y que aquello no tenía sentido. La señorita no arqueó una ceja y dijo que lo que hicieran sus compañeros de otros aeropuertos no le importaba. Que aquello pesaba 85 kilos… todos sorprendidos, y estupefactos, cuando de repente y después de intentar razonar, con las constantes negativas de la empleada, oigo resoplar detrás de mi,  a otro de mis amigos, un chico joven y la verdad es que hasta ese momento absolutamente discreto … ¿ pero por Dios,  señorita, por favor, pero usted no se da cuenta de que es imposible que esa maleta pese 85 kh?  ( yo en ese momento, me identifiqué un poco con la susodicha porque desde luego a mi podrían matarme antes de calcular lo que pesa o no, pero enseguida reaccioné y pensé que por eso yo no trabajo en  eso, y además tengo agnosia,)  mi amigo cada vez más enfadado…Por favor, dése cuenta, esa báscula ya pesaba como 40 kilos antes de ponerla, está estropeada. Ella impertérrita:  yo tengo que cobrar lo que pone la báscula. Oiga, (mi amigo, cada vez más enfadado) he visto como pagaban sobrepeso los viajeros anteriores, pero hasta aquí. Quite las maletas y verá como ya partimos de un montón de kilos…… la señorita, sin inmutarse dijo que ella no estaba allí para quitar las maletas…así que antes de que reaccionáramos mis amigos levantaron la susodicha maleta, y la báscula pesaba solita exactamente 40 kilos del ala….ella siguió sin despeinarse y comentó que ese era un problema de la báscula no de ella, y que ella no era rapel…???? y se quedó mas ancha que larga… ni vean la que se organizó…después de mucho discutir, de que llegara un encargado, etc, etc, subimos por fin al avión,con deseos de descansar y llegar por fin a casa.. pero hete aquí que la mujer de uno de mis amigos, concretamente del jovencito que protestó acertadamente, una vez en el aire, se coge a la consabida  bolsita de papel , y en todo el trayecto que duraba pues casi dos horas, no sacó de allí la cabeza, eso si, tan discreta como su marido… el primer show lo llevamos cuando fue con la bolsita a tirarla a algún lado, y la azafata, le dijo que se la llevara con ella a su asiento, que estaban cerraditas… el problema fue que era la primera de un montón porque a la pobre un corte de digestión la tenía absolutamente a la muerte…cuando vimos que la cosa pasaba de un simple mareo, y que no veíamos su cara más que cuando se levantaba al baño, porque la bolsa y ella ya eran una , se nos ocurrió pensar que una cocacola podía aliviarla. Nos levantamos a la azafata, que seguía como cuando le llevó la primera bolsa,  sentada leyendo una revista… señorita, mire, perdone, mi amiga está fatal, lleva devolviendo casi una hora, no puede más, está fatal, habrá algo o una cocacola que le pueda sentar bien?   ella sin levantar la vista, dijo que ya habían “ cobrado” y que no había cocacolas, que le habían ya entregado la recaudación  al sobrecargo¡¡¡¡¡….se los juro por güelita. No levantó los ojos… ¿ perdón? Oiga, no hay forma de conseguir una, verá no es un capricho… bueno, miren si mi compañera no cerró aún…. Siguió allí sentada, sin mirarnos, antes de que me tuviera que ir a acompañar el siguiente extertor de mi pobre amiga…me di cuenta, por otra parte, que las azafatas de ese vuelo, estaban a puntito, a puntito de jubilarse, y todos llegamos a la conclusión que les da igual que les da lo mismo. O sea que aquel vuelo , y aquel aeropuerto, debían estar malditos y desterraban allí a lo mejorcito de la compaña… he de decir sin embargo que el vuelo siguiente, de la misma compañía, mi amiga, que seguía la pobre que ya no le quedaba una gotita de nada en el estómago, fue atendida como una reina, tapada con una manta, y con una azafata pendiente durante todo el tiempo de ella… con lo que nosotros pudimos al fin cerrar los ojos y dormir después de un viaje algo accidentado… lo dicho. Ustedes con cuidado, vayan con las maletas pesadas y no olviden la biodramina….felices vacaciones


Volver