ESTOY HARTA


Estoy harta de ver lo de “ Gijón contigo” y  oler en algunos soportales muy céntricos de Gijón, y no digamos en las callejuelas del Gijón antiguo, el inconfundible hedor de orines reconcentrados... estoy harta del Sr. Riopedre y de sus amenazas a la libertad de enseñanza ( aunque evidentemente no tengo nada personal contra este señor que ya es un clásico en mis artículos, muy a pesar mío), estoy harta de tener que andar a saltos por Gijón porque todas las obras se empiezan a la vez y otra vez, es decir, siempre, está todo el centro patas arriba... Estoy más que harta del tráfico de Gijón, de dar mil vueltas para llegar a un sitio porque entre otras cosas existen calles cortadas por parking que destrozan plazas y cortan accesos ; estoy harta  de la falta de aparcamientos y de dar vueltas como un tiovivo para conseguir un sitio en cualquier calle. Estoy  hartísima de los atascos, que hay cada vez  más a menudo y que desde luego ponen a prueba nuestra serenidad... es un buen sitio para aplicar las técnicas de relajación que una va aprendiendo..
 Estoy harta de  la gente que no es profesional, que no se toma su trabajo en serio, de gente que es incompetente y que además lo sabe y no hace nada por solucionarlo. Estoy harta de esperar a que me arreglen lo que sea en casa, y no aparezcan durante todo el día y encima ni se molesten en pedir disculpas por haberte tenido esperando . Estoy harta de esperar meses y meses por el pintor, escayolista, fontanero, etc, etc.. que te juraba que en cuanto acabara esta obra de quince días iba para la tuya, harta de llamar por teléfono a todo el mundo para que cumplan lo que prometieron hacer... Estoy harta de las máquinas que se estropean cuando más las necesitas, del dichoso correo electrónico, de la impresora que se atasca cuando tienes que dar un trabajo urgente, de estar tan limitada a la hora de enfrentarme a la mecánica que hay en sus entrañas ( yo, es que soy de letras).
Estoy harta de la lluvia, de este invierno, gris y frío que nos vuelve... porque oigan a mi es que me encanta el sol... tomar un culín de sidra en una terraza en primavera, me encanta la playa de Gijón, el olor a mar y a algas, me encantan  sus comercios, sus merenderos, sus confiterías, ( sus dulces son especiales y antidepresivos), me encanta la gente que disfruta con su trabajo, la gente que te sonríe en un puesto de atención al público aunque sean las ocho de la mañana, esa gente que te prepara un buen día, me encantan las sonrisas, me encanta ver a dos novios despidiéndose en el portal ( en plan tierno, eso sí) , me encanta la gente que tiene los mismos amigos desde hace 30 años, esas parejas que se siguen despertando juntas después de un cuarto de siglo, que a veces aún les brillan los ojos si se miran... me encantan los niños, todos... los propios y los ajenos... me encantan las familias unidas, la gente que disfruta con los libros... me encantan los jóvenes que se comprometen y los que saben decir “no”, me encantan los voluntarios, me encantan los hombres con bebés en brazos, me encantan las mujeres embarazadas y las que denuncian los malos tratos y las que llegan a lo más alto en su trabajo...

Me encanta cumplir 46 años y tener ganas de cumplir otros tantos, así que ya ven... a pesar de estar harta de algunas cosas... me siguen encantando muchas otras...


Volver